¿LABOR SOCIAL DEL ABOGADO?

     Hay quien piensa que el abogado tiene que desarrollar una labor social, piensa que cuando alguien decide estudiar una carrera debería ser porque se identifica con los conocimientos que adquirirá en ella, que dichos conocimientos le servirán para mejorar la sociedad, para mejorar como persona.

     Estudiar una carrera universitaria cuesta mucho dinero, pero salvo que estudies en una universidad privada, (no voy a entrar cómo se financian) el estudiante de una carrera universitaria no paga todo lo que recibe, el resto es pagado por los impuestos de toda la sociedad, por lo cual, se estará en deuda con dicha sociedad, habrá que devolver lo recibido con su labor social de apoyo a la ciudadanía.

    Lo dicho no quiere decir que trabaje gratis, porque el que más y el que menos suele tener necesidad de comer, más o menos a las mismas horas casi todos los días, de tener una vivienda, de criar unos hijos, como se decía en mis tiempos, etc. Pero para qué quiere estudiar, si no es para transmitir los conocimientos o para investigar, ayudar a mejorar la sociedad.

    Un Médico debería estudiar medicina para curar a las personas, para investigar cómo curar enfermedades. Un estudiante de Bellas Artes debería estudiar para aprender las técnicas que le permita transmitir sus creaciones y con ello mejorar a la sociedad en su estado de ánimo. Un estudiante de Arte Dramático debería aprender las técnicas para hacer sentir lo que otra persona ha creado y transmitir a la sociedad esos pensamientos que ha aparecido en la mente de alguien, con el fin de crecer como personas. Un Mecánico debería estudiar para resolver los problemas del coche que no quiere funcionar cuando más falta hace. Un estudiante de Derecho debería aprender cómo crear, interpretar, aplicar las leyes, que en teoría son para mejorar la convivencia de la sociedad, para que los ciudadanos se relacionen y resuelvan los conflictos que se creen con esa relación.

   Centrándome en el Abogado, estamos viviendo una etapa donde hay infinidad de leyes y cada ley a cuál peor, no hay profesionalidad de los legisladores, la mayoría de las veces se promulga una ley y casi antes de aplicarla hay corrección de errores, incongruencia con otras leyes, etc.

   En la actualidad tenemos, Ley de Tasas judiciales, Cláusulas abusivas, Cláusulas suelo, Cláusulas IRPH, Ley mordaza, Preferentes, Ejecuciones hipotecarias, (mal llamadas desahucios) esos conflictos deberían estar solucionado hace tiempo.

  Ahora bien, hay quien piensa que si su familia tiene dinero para costearle la carrera o que proviene de una familia tradicional de estudiantes de Derecho, Médicos, Mecánicos, etc., y se ven forzados a practicar la profesión, se dedican a serlo sin vocación, no disfrutarán de la profesión, de sentir la satisfacción de una sentencia favorable, de reparar una avería, pintar un cuadro, representar una obra, o curar a una persona, hay que tener vocación y amar a la profesión. 

    Habrá quien se dedica a ser Abogado porque no es capaz de darle una patada a una pelota, como Messi, porque lo que realmente le interesa es ganar dinero, sea como sea, a costa de quién sea, lo importante en su vida es ganar pleitos, pero para ganar dinero.

   No seré yo quien diga qué tiene que hacer cada uno, ni seré el que lo critique, en la segunda acepción del verbo. Cada uno puede hacer de su capa un sayo. Pero no comprendo que te digan, “llorón”, “rojo”, “muerto de hambre” y muchas cosas más que no vienen al caso, cuando por ejemplo hay compañeros que se estudian un caso de turno de oficio, que no ganará más de 200€, para probar el estado de necesidad de un ocupa, para que no sea condenado penalmente por ello, por el simple placer de hacer bien su trabajo o cuando te manifiestas por lo que está ocurriendo con los refugiados o cuando trabajas para que se supriman las Tasas judiciales por creer que no son justas.

    El que quiera ser abogado para ganar dinero, aunque no os lo creáis hay quien gana mucho dinero con ello, pues muy bien, que lo haga, como el que quiera ganar mucho dinero con un taller mecánico, con un cuadro, con una obra de teatro… Ahora bien, si alguien quiere realizar la labor social que cualquier profesión debería realizar, ¡déjennos en paz!. Algunos se conforman con comer diariamente, tener su casa, criar sus hijos, tomar unas cervezas con los amigos…

Saludos cordiales,

Jaime Borrego Raya.