RETENCIÓN DEL 50% DEL SALDO DE UNA CUENTA BANCARIA

RETENCIÓN DEL 50% DEL SALDO DE UNA CUENTA BANCARIA EN CASO DE FALLECIMIENTO DE UNO DE LOS DOS TITULARES DE LA CUENTA.

 Un título un poco largo para dar una pincelada sobre este asunto, pero como sabemos en derecho hay que matizar mucho, cualquier pequeño detalle hace que pase de homicidio a asesinato… y la diferencia es grande.

Vayamos aclarando ideas, primero que nada, hay que tener en cuenta que el abogado tiene que ser como el médico, tiene que estudiar al “paciente” caso por caso, todo dolor de cabeza no se trata por igual, parar estar seguro, habría que analizar el caso concreto para dar una respuesta adecuada.

Dicho lo cual, (como se dice en el argot de los letrados) vamos a analizar, con rigor jurídico pero con las reservas de tratar de forma generalizada el asunto y como sabemos, sobre todo, cuando se habla de derecho civil, hay que tener en cuenta la vecindad civil, (eso que casi nadie sabe lo que es, ni como se obtiene o se pierde) y vamos a exponer el caso:

CONTRATO CON ENTIDAD BANCARIA DE UNA CUENTA A LA VISTA CON DOS TITULARES SOLIDARIO, uno de los titulares de la cuenta fallece, ¿puede retener el banco el 50% del saldo de la cuenta al día del fallecimiento?, la respuesta es SÍ, de hecho, es lo que suelen hacer, pero ¿es legal, deben retenerlo?, es lo que voy a tratar de explicar.

Estamos ante un contrato mercantil, de derecho privado y habría que ver el contrato qué dice al respecto, (no voy a explicar  este tipo de contrato, más o menos todos sabemos las generalidades de este tipo de contratos) como sabemos, se puede llegar a los acuerdos que las partes consideren oportunos, siempre que no sea contrario a las leyes y recaiga sobre algo que no esté fuera del comercio. Si nada dice el contrato al respecto, los titulares solidarios de una cuenta bancaria pueden disponer indistintamente de todo el saldo. Dicho esto, aquí tenemos la respuesta a la pregunta ut supra indicada, EL BANCO NO DEBE RETENER EL 50% DEL SALDO DE DOS TITULARES SOLIDARIOS SI UNO DE ELLOS FALLECE, pues el titular de la cuenta puede disponer del saldo sin ningún tipo de retención.

¿Por qué los bancos actúan así?, no voy a entrar en “pensamientos raros, económicos, de mercado, etc.”  Se basan en:

Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Artículo 32 Deberes de las autoridades, funcionarios y particulares

  1. Los órganos judiciales, intermediarios financieros, asociaciones, fundaciones, sociedades, funcionarios, particulares y cualesquiera otras entidades públicas o privadas no acordarán entregas de bienes a personas distintas de su titular sin que se acredite previamente el pago del impuesto o su exención, a menos que la Administración lo autorice.
  2. Las entidades de seguros no podrán efectuar la liquidación y pago de los concertados sobre la vida de una persona a menos que se justifique haber presentado a liquidación la documentación correspondiente o, en su caso, el ingreso de la autoliquidación practicada.
  3. Se exceptúan de lo dispuesto en los dos números anteriores los supuestos a los que se refiere el número 1 del artículo 8 de esta Ley, en los términos y con las condiciones allí establecidos.

Artículo 8 Responsables subsidiarios

  1. Serán subsidiariamente responsables del pago del impuesto, salvo que resultaren de aplicación las normas sobre responsabilidad solidaria de la Ley General Tributaria:
  2. a)En las transmisiones «mortis causa» de depósitos, garantías o cuentas corrientes, los intermediarios financieros y las demás entidades o personas que hubieren entregado el metálico y valores depositados o devuelto las garantías constituidas.

A estos efectos no se considerará entrega de metálico o de valores depositados, ni devolución de garantías, el libramiento de cheques bancarios con cargo a los depósitos, garantías o al resultado de la venta de los valores que sea necesario, que tenga como exclusivo fin el pago del propio Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que grave la transmisión «mortis causa», siempre que el cheque sea expedido a nombre de la Administración acreedora del impuesto.

 

En el Art. 8 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones hace responsable a los bancos, subsidiariamente, del pago del Impuesto de sucesiones, si leemos esta ley, parece que los bancos deben retener todo el dinero que pertenezca al finado y asegurarse que se paga el Impuesto y no entregarlo a persona distinta de su titular y como sabemos los herederos sustituyen al fallecido desde el mismo momento del fallecimiento, claro es, en caso de aceptación de la herencia, esto es otro asunto.

Por lo cual, volvemos al principio, ¿pueden retener el banco el saldo de una cuenta con dos titulares solidarios para asegurarse que pague el impuesto de sucesiones y no tener que pagar subsidiariamente, si no pagan los herederos?, en mi opinión NO, porque el que dispone es el titular de la cuenta, no el heredero.

Qué dice el Banco de España al respecto:

6.2.2 INCIDENCIAS DERIVADAS DEL FALLECIMIENTO DE UN TITULAR DE UN DEPÓSITO

  1. Disposiciones post mortem en cuentas plurales Cuentas indistintas

En las cuentas solidarias o indistintas, cualquiera de sus titulares puede disponer como si fuese el único titular. Por ello, si uno de los titulares falleciera, este Servicio considera (de conformidad con numerosa jurisprudencia al respecto) que la entidad, salvo que alegara y acreditara justa causa —i. e., defensa de los intereses de sus clientes—, estaría obligada a atender las órdenes de disposición firmadas por los titulares sobrevivientes, sin que debiera exigir para ello el consentimiento de los herederos del titular fallecido, pues la solidaridad activa de la cuenta (*), basada en la recíproca confianza de quienes la constituyeron, no desaparece al morir uno de los titulares.

Cuestión distinta sería la responsabilidad que los herederos del titular fallecido podrían exigir, en su caso, al titular que ha dispuesto de los fondos existentes, si los mismos fueran propiedad del fallecido, total o parcialmente. El análisis y la valoración de estos extremos, que se enmarcan dentro de relaciones jurídico-privadas, no son de la competencia del Servicio de Reclamaciones.

(*) a título de ejemplo, la Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de febrero de 1984, a la que han seguido otras muchas, entre ellas, las de 23 de mayo y 7 de julio de 1992, que señalan lo siguiente:

«[…] las reglas de solidaridad activa han de ser observadas en los depósitos bancarios indistintos de dinero frente a la entidad depositaria, siendo cuestión diferente la de la propiedad de ese dinero, en la que pueden contender los diversos cotitulares entre sí o sus herederos, y a la que es ajena aquella entidad, la cual está ligada contractualmente con ellos, sin que para nada deba influir en el cumplimiento de sus obligaciones el que no esté determinada y aclarada la controversia sobre la propiedad del dinero que está en su poder.

Esta doctrina jurisprudencial tiene su base, en definitiva, en lo establecido en los artículos 1137 y 1142 del CC, en relación con el artículo 50 del CCom., de los que se desprende que, cuando se constituyen obligaciones en las que haya varios acreedores, cualquiera de estos podrá cobrar íntegramente del deudor, sin perjuicio de las consecuencias que se deriven de ello respecto a las relaciones internas entre los acreedores, de modo que el fallecimiento de uno de los titulares solidarios del crédito no conlleva una modificación del vínculo obligacional

http://www.bde.es/f/webbde/Secciones/Publicaciones/PublicacionesAnuales/MemoriaServicioReclamaciones/09/Fich/Buenas_practicas.pdf

Por lo cual, si un titular solidario dispone, después del fallecimiento, de un dinero del cual no es propietario, responderá ante los herederos, pero nunca ante el banco, al ser el disponente titular del contrato y libre disposición indistinta de los saldos y ante la administración, no responderá, pues el banco lo único que hace es cumplir con el contrato suscrito por las partes, entregar el dinero a su titular.

Cuestión diferente es si cobra una prestación de la seguridad social, que la entidad bancaria es responsable de a quién le entrega la prestación.

Por lo tanto, el banco va a seguir reteniendo el 50% del saldo al fallecimiento del titular, aunque no deba hacerlo…

Porque claro, ¿Qué hacemos si lo retienen, pleiteamos?, nos convendrá más “arreglar los papeles de la herencia”, tardaremos menos.

De todas formas, todo es más complicado de lo que parece y hay que estar al caso concreto, lo hablamos en otro post.

¿Cuándo hay que comunicar el fallecimiento al banco?, eso es harina de otro costal…

Todo ello, salvo mejor opinión

jbr.17/04/16

 

Un comentario en “RETENCIÓN DEL 50% DEL SALDO DE UNA CUENTA BANCARIA

Los comentarios están cerrados.