Reflexiones de verano…

Alguna reflexión de verano…

Los profesionales de Sanidad, Educación, Justicia o de cualquier otra profesión nos quejamos que la nuestra no tiene medios, que somos los últimos de la lista en los presupuestos, que nadie comprende la situación, que nadie se moviliza para que mejore…

Por lo que me voy a centrar en los profesionales de Justicia, Jueces, Fiscales, Letrado/as de la Administración de Justicia (creía que lo de los nombres largos era de la época de los setenta del siglo pasado), los Procuradore/as, Funcionario/as de Justicia y Abogado/as… aquí «cada loco con su tema»

Por lo que me voy a centrar en Abogado/as…

Se ha escrito este mes mucho y se ha opinado más, sobre el estrés de la abogacía, sobre la falta de vacaciones…

Efectivamente, la mayoría de las profesiones liberales -le dicen a nuestra profesión, no sé yo libre de qué- no tienen vacaciones y vive en un constante estrés y la abogacía es una de ellas, por lo que no voy a entrar sobre ese asunto de las vacaciones.

Me pregunto: ¿Cómo duerme una persona que se dedica a la abogacía?

Seguro que hay más de un/a compañero/a que en la madrugada se habrá sobresaltado contando los días de un vencimiento, con la boca seca y los nervios de punta hasta que por fin puede consultar:

– En la table,
– En el móvil,
– En el portátil,
– En la agenda de papel,
– En la agenda digital del portátil,
– En la agenda digital del PC
– En el expediente Digital
– En el expediente de papel

Efectivamente estás dentro de plazo, no pasa nada… ¡ qué alivio..!

Ahora bien, como sean las 15:01 del día de gracia, te pones a cantar como uno/a de Pamplona a mediados de julio «pobre de mí…»

Esto no le ocurre a todos los operadores jurídicos -como también lo llaman últimamente- Lo/as Juez/as, Lo/as Magistrado/as, Lo/as Letrados/as de administración de Justicia tiene marcado por ley los plazos, al igual que los abogados/as, pero…

Y no es que quiera «cargar contra ellos personalmente», ¿qué hacemos, demandamos a la Administración por mal funcionamiento y pedidos responsabilidades?

No, seguiremos despertándonos con la boca seca y comprobando en los 8 controles o más que tenemos cada uno para que no se nos pase un plazo…