DERECHO A DESISTIMIENTO

Se hace muchas veces alusión del Derecho al desistimiento del consumidor y hay algún desconocimiento en este asunto que puede llevar a algunas personas a error, incluso tengo alguna sentencia donde el/la Juez no tiene claro este derecho, -no se pudo recurrir porque la cuantía era menor de 3.000€, pero me dieron ganas de enviarse un escrito explicativo, pero como se suele decir:  «los jueces hablan con sus resoluciones y los abogados con ellos con nuestros recursos» y no cabía-.

Este análisis no pretende ser exhaustivo, ni una tesis sobre el derecho de desistimiento, sino un pequeño apunte sobre  el DERECHO DE DESISTIMIENTO DEL CONSUMIDOR, o sea, analizando cuando interviene un consumidor en un contrato, no teniendo en cuenta si hay leyes específicas de algunos contratos, aunque he puesto todas las que he encontrado, el mundo del derecho es casi infinito, máxime con las últimas técnicas del legislador, que puede incluir una reforma del arrendamiento en una RD de mejora del cultivo del arroz.

Derecho aplicable:

 

  • Interno: (aunque a veces se olvide que el derecho comunitario es derecho interno):
  1. RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.
  2. Ley 28/1998, de 13 de julio, sobre ventas de bienes muebles a plazos;
  3. Ley 21/1995, de 6 de julio, reguladora de viajes combinados;
  4. Ley 7/1996, de 15 de enero, de ordenación de comercio minorista;
  5. Ley 4/2012, de 6 de julio, reguladora de los derechos de aprovechamiento por turno de bienes inmuebles de uso turístico;
  6. Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores;
  7. Ley 2/2009, de 31 de marzo, por la que se regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito;
  8. Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo.

 

La Ley 3/2014, de 27 de marzo llevó a cabo la modificación del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

La Directiva 2011/83UE, nombra en 112 ocasiones el derecho de desistimiento, comienza a nombrarlo en su considerando 5: « …Por tanto, la plena armonización de determinada información facilitada al consumidor y del derecho de desistimiento en los contratos a distancia y los contratos celebrados fuera del establecimiento contribuirá a un elevado nivel de protección de los consumidores y a un mejor funcionamiento del mercado interior entre empresas y consumidores…»

En el considerando 19 en lo referente al contenido digital: «… De forma análoga los contratos de suministro de agua, gas y electricidad, cuando no se presenten a la venta en un volumen delimitado o en cantidades determinadas, los contratos de calefacción mediante sistemas urbanos, o los contratos sobre contenido digital que no se suministre en un soporte material, no deben ser clasificados a efectos de la presente Directiva como contratos de venta ni como contratos de servicios. En relación con dichos contratos, el consumidor debe tener derecho de desistimiento a menos que haya dado su consentimiento para que comience la ejecución del contrato durante el plazo de desistimiento y haya tenido conocimiento de que, consecuentemente, perderá el derecho de desistimiento…»

En el considerando 27: « …En cuanto al transporte de mercancías y el alquiler de vehículos que son servicios, los consumidores deben poder acogerse a la protección que presta esta Directiva, salvo en lo que se refiere al derecho de desistimiento.»

En el considerando 40: «… Las actuales diferencias en los plazos de desistimiento en función de los Estados miembros y en lo que respecta a los contratos a distancia y los contratos celebrados fuera del establecimiento generan inseguridad jurídica y costes de cumplimiento. Debe aplicarse el mismo plazo de desistimiento a todos los contratos a distancia y a los contratos celebrados fuera del establecimiento. En el caso de los contratos de servicios, el plazo de desistimiento debe expirar a los 14 días de la celebración del contrato. En el caso de los contratos de venta, el período de desistimiento debe expirar a los 14 días del día en que que el consumidor o un tercero distinto del transportista e indicado por el consumidor haya adquirido posesión material de los bienes. Además, el consumidor debe poder ejercer el derecho de desistimiento antes de entrar en posesión material de los bienes. Cuando el consumidor encarga múltiples bienes en un solo pedido, pero dichos bienes se entregan por separado, el plazo de desistimiento debe expirar a los 14 días del día en que el consumidor adquiera la posesión material del último bien. Cuando los bienes se entregan en diferentes lotes o partes, el plazo de desistimiento debe expirar a los 14 días del día en que el consumidor adquiera la posesión material del último lote o de la última parte.

En el considerando 43: « Si el comerciante no ha informado adecuadamente al consumidor antes de la celebración de un contrato a distancia o fuera del establecimiento, debe ampliarse el plazo de desistimiento. Sin embargo, para garantizar la seguridad jurídica en lo que respecta a la duración del período de desistimiento, conviene introducir un plazo de prescripción de 12 meses.»

En el considerando 49: « Deben existir algunas excepciones al derecho de desistimiento, tanto en los contratos a distancia como en los contratos celebrados fuera del establecimiento. El derecho de desistimiento podría resultar inadecuado, por ejemplo, por la naturaleza especial de los bienes o servicios…» «… El reconocimiento del derecho de desistimiento también podría ser inadecuado en el caso de determinados servicios en los que la celebración del contrato implica reservas que el comerciante puede tener dificultad para cubrir si se ejerce el derecho de desistimiento. Tal sería el caso, por ejemplo, de las reservas hoteleras y de casas de vacaciones o de las reservas para espectáculos culturales o deportivos.

La Directiva, en su articulado, también sigue hablando del Derecho a Desistimiento, pero en el art. 5 Requisitos de información de los contratos distintos de los contratos a distancia o los celebrados fuera del establecimiento nada dice de este derecho.

Es en el CAPÍTULO III, INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR Y DERECHO DE DESISTIMIENTO EN LOS CONTRATOS A DISTANCIA Y LOS CONTRATOS CELEBRADOS FUERA DEL ESTABLECIMIENTO, en su artículo 6:  Requisitos de información de los contratos a distancia y los contratos celebrados fuera del establecimiento donde se regula el derecho al desistimiento.

Artículo 9: « Derecho de desistimiento 1. Salvo en caso de aplicación de las excepciones establecidas en el artículo 16, el consumidor dispondrá de un período de 14 días para desistir de un contrato a distancia o celebrado fuera del establecimiento, sin indicar el motivo y sin incurrir en ningún coste distinto de los previstos en el artículo 13, apartado 2, y en el artículo 14.»

Artículo 15: « Efectos del ejercicio del derecho de desistimiento en los contratos complementarios 1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 15 de la Directiva 2008/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2008, relativa a los contratos de crédito al consumo (1), el ejercicio, por parte del consumidor, de su derecho de desistimiento en relación con un contrato a distancia o celebrado fuera del establecimiento conforme a los artículos 9 a 14 de la presente Directiva, tendrá por efecto la resolución automática y sin gastos para el consumidor, excepto los contemplados en el artículo 13, apartado 2, y en el artículo 14 de la presente Directiva, de todo contrato complementario.»

Artículo 16: Están las excepciones al derecho al desistimiento para los contratos celebrados a distancia o fuera del establecimiento..

PRIMERA CONCLUSIÓN:

Tras el análisis de la Directiva que da pie al Derecho de desistimiento regulado en el RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias que más adelante analizaremos está claro que el DERECHO COMUNITARIO quiere proteger con esta directiva al consumidor que realice contratos CELEBRADOS A DISTANCIA O FUERA DEL ESTABLECIMIENTO Y COMPLEMENTARIOS DE ESTOS.

En el RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias

El derecho a desistimiento se nombra el el RDL una vez más que en la Directiva que traspone dicho derecho, en este caso 113 veces.

La primera vez que lo nombra es en el preámbulo: « El libro segundo, que regula relaciones jurídicas privadas, se estructura en cinco títulos. El título I, en el que se contienen las disposiciones generales de los contratos con los consumidores, siguiendo el régimen contenido en la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y estableciendo, conforme a las previsiones de las normas que se incorporan al texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, el régimen común del derecho de desistimiento en aquellos contratos en los que se prevé tal derecho

Esto es importante tenerlo en cuenta, «… EL RÉGIMEN COMÚN DEL DERECHO DE DESISTIMIENTO EN AQUELLOS CONTRATOS EN LOS QUE SE PREVÉ TAL DERECHO.» a contrario sensu, nos dice que hay contratos en los que no se prevé el derecho de desistimiento.

En su artículo 20.e Información necesaria en la oferta comercial de bienes y servicios: « En su caso, existencia del derecho de desistimiento»

En su artículo 60.h: Información previa al contrato también lo regula

Es en el Libro Segundo, Título I, Capítulo II, artículo 68 donde NOS EXPLICA QUÉ ES EL DERECHO DE DESISTIMIENTO, el concepto jurídico que comprende este derecho, pero lo importante para este análisis es el 68.2: El consumidor tendrá derecho a desistir del contrato en los supuestos previstos legal o reglamentariamente y cuando así se le reconozca en la oferta, promoción publicidad o en el propio contrato.

Por lo cual, este derecho existirá si está previsto en una ley, en un reglamento, esté reconocido en una oferta, promoción publicitaria o en un contrato, si no es así, no hay derecho de desistimiento.

Vuelve a insistir el art. 69 en esto que acabo de decir:  « Cuando la ley atribuya el derecho de desistimiento al consumidor y usuario…»

Tampoco hay que olvidar el artículo 72 La prueba del ejercicio del derecho de desistimiento. Corresponde al consumidor y usuario probar que ha ejercitado su derecho de desistimiento conforme a lo dispuesto en este capítulo, pero no es objeto de este análisis.

Después sigue regulando el derecho de desistimiento, pero recordemos, cuando por ley esté reconocido, en un contrato esté reconocido, en una oferta o promoción esté recogido y en los contratos vinculados que tenga reconocido este derecho.

Sigue regulando el derecho de desistimiento, pero siempre diciendo «… Cuando exista un derecho de desistimiento…»

El artículo 74 Artículo 74. Consecuencias del ejercicio del derecho de desistimiento.

  1. Ejercido el derecho de desistimiento, las partes deberán restituirse recíprocamente las prestaciones de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 1.3031.308del Código Civil.
  2. El consumidor y usuario no tendrá que rembolsar cantidad alguna por la disminución del valor del bien, que sea consecuencia de su uso conforme a lo pactado o a su naturaleza, o por el uso del servicio.
  3. El consumidor y usuario tendrá derecho al rembolso de los gastos necesarios y útiles que hubiera realizado en el bien.
  4. En caso de que el usuario incumpla el compromiso de permanencia adquirido con la empresa, la penalización por baja, o cese prematuro de la relación contractual, será proporcional al número de días no efectivos del compromiso de permanencia acordado.

Aquí es donde viene la confusión en muchos casos, ATENCIÓN: LIBRO SEGUNDO, TITULO III, CAPITULO III, ARTÍCULO 102: « Derecho de desistimiento.

  1. Salvo las excepciones previstas en el artículo 103, el consumidor y usuario tendrá derecho a desistir del contrato durante un periodo de 14 días naturales sin indicar el motivo y sin incurrir en ningún coste distinto de los previstos en los artículos 107.2 y 108.
  2. Serán nulas de pleno derecho las cláusulas que impongan al consumidor y usuario una penalización por el ejercicio de su derecho de desistimiento o la renuncia al mismo.»

No olvidemos que este artículo está dentro del Título III CONTRATOS CELEBRADOS A DISTANCIA Y CONTRATOS CELEBRADOS FUERA DEL ESTABLECIMIENTO MERCANTIL.

Ya no regula más este derecho hasta el art. 160.5: dentro de VIAJES COMBINADOS

No nombra más este derecho hasta el Anexo I, que es cuando hay obligación de facilitar al consumidor este impreso cuando le corresponda este derecho.

 CONCLUSIÓN FINAL

El derecho de desistimiento del consumidor le corresponde cuando la ley así lo disponga, esté recogido en una oferta o en un contrato, en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios únicamente lo regula y es obligatorio, tal como lo hace el Derecho comunitario en su Directiva para:

  • Contratos a distancia (Internet, telefónico …)
  • Contratos fuera del establecimiento mercantil (contratos puerta a puerta…)
  • Contratos vinculados (Financiación de estos contratos…)
  • Viajes combinados…

En definitiva:

–  Régimen general, que deja su aplicación a la ley y a los contratos.

–  Contratos celebrados a distancia.

–  Contratos celebrados fuera de establecimiento mercantil.

–  Contratos complementarios.

–  7 Leyes específicas.

–  Arancel Notarial en sus normas de aplicación y concretamente en la Séptima que dice lo siguiente: « Cuando, de conformidad con los interesados, se hubiere redactado un documento y no llegare a autorizarse por desistimiento de alguno o de todos, el Notario percibirá la mitad de los derechos correspondientes a la matriz, con arreglo al Arancel, los cuales serán satisfechos por el que haya desistido. El Notario tendrá derecho a percibir íntegramente los gastos anticipados.»

Hay otras leyes que aunque no regulan el derecho a desistimiento es muy parecido, por ejemplo, quien contrata un servicio de telecomunicaciones tiene la facultad de resolver el contrato de forma unilateral, sin tener que dar explicaciones y sin que ello le suponga un coste, por lo que alguien que contrate un servicio de telecomunicaciones puede rescindir el contrato cuando le parezca, sin coste por ello, es más que el derecho al desistimiento  puesto que lo puede hacer sin plazo ninguno.

Pero cuidado, que pueda rescindir el contrato sin coste alguno no quiere decir que no tenga que pagar nada, puesto que  si no cumple las obligaciones contraídas por las que haya obtenido un beneficio, tendrá que devolver los beneficios que haya obtenido por la cláusula que no haya cumplido. Verbigracia: Si se compromete a una duración del contrato de 12 meses y a cambio el operador no cobra cuota de alta por importe de 80€ (siempre que conste el importe en el contrato) y le hace un descuento de 20€ al mes, y si unilateralmente rescinde el contrato a los 6 meses, le pueden exigir que pague 160€, esto es la parte proporcional de los 80€ de alta y los 20€ por cada mes que no se le ha facturado, teniendo en cuenta el art. 74 del RDL.